Menu Principal

Decoración

¿Cómo decorar con plantas de interior?

Estadística del artículo: [ 400 Lecturas ]

La sensación de relajación que aportan las plantas dentro del hogar, es indescriptible. Variedades hay muchas y cada una tiene su propio encanto. El agradable aroma de las orquídeas o lirios de paz, el verdor de la cinta o flor de porcelana y el hermoso colorido de las violetas africanas, no solo te levantarán el ánimo, sino que le aportarán un toque fresco y natural a tu vivienda.
 
Si evalúas sus distintos beneficios, verás que vale la pena incorporarlas a tu entorno. Las plantas purifican el ambiente, equilibran y humidifican el aire, mejoran el humor de la gente, favorecen la respiración, absorben gases nocivos, reducen la electricidad estática, ayudan a liberar el estrés y aumentan el rendimiento y concentración de las personas.
 
Además, su valor decorativo es muy importante. Tanto, que muchas empresas diseñadoras idean nuevas formas para incorporarlas en el mobiliario. Mesas de vidrio sobre macetas, sillas con enredaderas en las patas y repisas con caminerías para grama, se ven en infinidad de revistas como parte de una propuesta decorativa que da valor a la vegetación. Artistas, sobre todo, se han enfocado en crear objetos prácticos, funcionales y bonitos bajo un concepto de conservación ambiental que promueve el uso de lo que muchos de ellos han denominado “muebles vivientes”.
 
¿Cómo escoger plantas de interior?
 
Si quieres unirte a la tendencia de decoración floral, debes considerar varios aspectos, pero uno de los más importantes es el tipo de planta que usarás, ya que de eso dependen sus atenciones. Algunas necesitan iluminación natural, ventilación, poda y riego, mientras que otras son menos exigentes con sus cuidados, de ahí que el tiempo que puedas dedicarles es otro factor que debes contemplar para acertar en tu elección. De nada te servirá llenar tu casa de arbustos, si lucirán marchitos y tristes. Buenas son los helechos, cactus, palmas, bambú, árbol de jade, pata de elefante, cheflera y aloe vera, pero hay muchas más. Si te apasionan las flores puedes considerar las begonias, bromelias, anturios, kalanchoes y amarilis. En realidad las opciones sobran.
 
Piensa bien el lugar que le darás. Aunque cualquier rincón apreciaría “hospedar” una hermosa planta, los pasillos, las salas, las cocinas y los baños son las mejores áreas para ellas. Por más bonitas que puedan lucir, las habitaciones no son sitios idóneos, porque durante la noche tienden a consumir el oxígeno y a expulsar dióxido de carbono. Mejor ponlas sobre la mesa del comedor, al lado del sofá del salón, debajo de la escalera, en la encimera, el lavamanos, la ventana, en un estante, como divisora de ambientes, pero nunca en tu cuarto.
 
Una idea llamativa es la disposición de un panel en la pared cubierto de especies trepadoras. Si le añades luces o iluminas con lámparas, verás que el resultado es encantador. Asegúrate de que el mural esté sobre una base blanca y, si gustas, combínalo con madera. Te aseguro que muchos admirarán esta iniciativa.
 
Cuestión de tendencias
 
Las plantas exóticas, con tallos finos y sin flores, lucen bien en macetas de mármol, con una buena porción de piedras blancas sobre la tierra. Este tipo de plantas son perfectas para poner en cuartos de baños.
 
Ten en cuenta que la vasija que escojas realzará la belleza innata de la planta. Las hay cuadradas, redondas, alargadas, cilíndricas… con texturas y tonalidades diversas. La debes seleccionar en función del estilo decorativo y del tamaño de la planta. Mezclar jarrones de cristal de diseños y alturas distintas, es una forma de dinamizar la ambientación, más aún si los dispones encima de un arcón vintage. Apuesta por flores blancas como las fresias, gladiolos, calas y lirios, y te sorprenderás de lo que obtendrás.
 
Una tendencia en este momento son los bulbos sembrados en agua y envases de cristal transparente o grisáceo, de boca estrecha. Son simples, pero muy llamativos. Ponlos en tu sala de estar y comprueba día a día cual es su crecimiento.
 
¿Cuál es la mejor planta de interior?
 
Si no cuentas con mucha luz, una hiedra puede ser estupenda. Pulverízala de vez en cuando y gozarás de su esplendor por mucho tiempo. La costilla de Adán es otra alternativa bastante apropiada para el interior, puesto que no necesita mayores cuidados. Además, la forma de sus hojas, amplias y divididas, resulta curiosa a la vista de todos.
 
Con la lengua de suegra o espada de San Jorge irás más que seguro, porque es una de las plantas más resistentes. Para ella es indistinto si está en la sombra, a pleno sol o en ambientes extremadamente secos. Se adapta prácticamente a todos ambientes. Se dice incluso que mientras menos caso le prestes, mejor se será su desarrollo.
 
Fotografía: barloventomagico
 
 
Para portales y pasillos es mejor que compres una aspidistra. Hasta en la zona más oscura crecerá, y no le afectará si pasas cinco días sin regarla. Es toda una guerrera.
 
Si te agrada la dracaena no dudes en escogerla. Por sus hojas, largas, estrechas, de color verde y bordes rojizos, es muy demandada, pero también por su capacidad para remover toxinas del aire, y acomodarse en zonas de poca luminosidad.
 
Hay tantas en donde elegir, que se requerirían decenas de textos como estos para describirlas a todas. Lo fundamental aquí es que te animes a decorar con plantas de interior. Su paz y tranquilidad te seducirán. Sus distintos beneficios te acabarán convenciendo. De eso no hay duda.

Fuente: http://vivirhogar.republica.com

Compartir esta página con un amigo